tratamiento-psicologico-insomnio

¿CÓMO SE TRATA EL INSOMNIO?

“El insomnio primario, se diagnostica si el individuo se queja de dificultades para conciliar el sueño, despertarse o de no gozar de un sueño reparador”

En otras palabras, la persona se levanta cansada. La dificultad y las quejas duran más de un mes y van asociadas a dificultades en el trabajo, los estudios o la vida familiar.

El insomnio transitorio o intermitente, modalidad que sólo dura unos días, muchas veces no requiere tratamiento. Por ejemplo, el insomnio causado por el desfase horario en vuelos intercontinentales o los primeros días de habitar una casa, probablemente desaparece en cuestión de días siempre que no concurra una enfermedad o haya otras causas psicológicas que trastornen el reposo.

Para insomnios más duraderos o crónicos hay dos métodos generales de tratamiento. Se han empleado varias medicaciones con un resultado moderadamente eficaz en el alivio del insomnio a corto plazo, pero para tratar los síntomas en el sentido de controlarlos durante un periodo mas prolongado, se recurre a tratamientos psicológicos cognitivo-conductuales.

el insomnio transitorio, generalmente no requiere tratamiento psicológico, y desaparece en cuestión de días.

Las personas suelen tomar tres caminos para el alivio del insomnio:

En primer lugar hay que descartar cualquier problema médico que lo pueda estar causando.

En segundo lugar las personas consideran la medicación (hipnóticos). Estos fármacos suelen pautarse en dosis mínimas y en pautas muy breves con el objetivo de aliviar la falta inicial de sueño, pero puede producirse un insomnio de rebote tras la interrupción brusca de la medicación.

Finalmente y como tratamiento mas eficaz, se recurre al tratamiento psicológico cognitivo-conductual, en el que mediante un análisis funcional, se identifican las causas individuales que han podido llevar a la persona a llegar a esa activación intensa del organismo (nerviosismo), que causa el insomnio, y que suele ser consecuencia de problemáticas no resueltas adecuadamente, por la falta de habilidades de algunas personas para resolver los conflictos.

aunque los fármacos suelen pautarse en dosis mínimas, puede producirse un insomnio de rebote tras la interrupción brusca de la medicación

Un correcto tratamiento psicológico, les da los recursos para tratar los problemas de una forma más adaptativa, haciendo que el sueño se produzca de forma natural sin fármacos.

Anahí Navarro – Psicóloga Psicoterapéuta

Psicólogos Algora

Psicologos en Donostia
Psicologos en Irún
Psicologos en Renteria
Psicologos en Zarautz
Psicologos en Tolosa

Categories: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>